SIN PASAJE

sin pasajeEste mes, se ha publicado Sin pasaje, un delirante cuento de hadas que, en un momento determinado, sigue unos derroteros realmente extraños e imprevisibles.

Una novela de J. Eric Miller donde predomina una sensación de inquietud y un ácido humor negro, al mismo tiempo que se realiza una revisión de todos los estereotipos de la novela negra americana.

http://www.sumadeletras.com/es/libro/sin-pasaje/

Autor: J. Eric Miller

Traductor: Raúl Sastre

Editorial: Suma de Letras

ISBN:  978-84-8365-467-5

DARKNESS AÑO 2 VOLUMEN 2

darkness año 2 2En marzo, se ha publicado el segundo volumen del relanzamiento de esta serie. En esta nueva historia, Jackie Estacado ha tomado una decisión drástica: suicidarse con una daga creada con el poder de la luz. Pero el portador de la Oscuridad no muere como cualquier mortal.Estacado entrará en el corazón de las tinieblas y se enfrantará cara a cara con la misma Oscuridad.

http://www.normaeditorial.com/catalogo.asp?S/3043/0/0/the_darkness_ano_2

Autores: Phil Hester y Romano Molenaar

Traductor: Raúl Sastre

Editorial: Norma Editorial

ISBN: 978-84-679-1045-2

  

Entrevista a Bryan Talbot: El corazón del imperio

Bryan Talbot

Esta entrevista fue realizada en 2003, con motivo de la publicación de El corazón del imperio.

Para empezar, háblanos de lo inicios de tu carrera en los años 70, ¿cómo era por aquel entonces el mundillo del cómic ?

La mayoría de los cómics comerciales eran muy flojos, aunque había algún material excepcional, como el notable trabajo de Barry Smith y Jim Starlin. Se estaba reimprimiendo el material de la EC y el Spirit de Eisner. Aunque era en la escena underground/alternativa en donde los cómics aún seguían siendo innovadores e interesantes, a pesar de que la época dorada del underground ya había pasado.

¿Cuáles eran tus influencias ?

Pues me vienen a la cabeza los nombres de Kirby y Steranko, aunque Brainstorm estaba muy influenciado por el underground americano, por gente como Dave Sheridan y Crumb; mientras trabajaba en Brainstorm, me metí de lleno con los ilustradores de finales del siglo XIX y principios del XX como Arthur Rackham, Alphonse Mucha, Dore, y más tarde, la revista Metal Hurlant- que fue en donde vi por primera vez el trabajo de Moebius.

Ya que has mencionado a Brainstorm Comix, háblanos un poco de él, fue tu primer trabajo y tenía un aire hippy y psicodélico, cuando echas la vista atrás, ¿qué piensas de ese trabajo primerizo ?

Creo que era un cómic que fue hijo de su época. Cuando lo miro, la mayor parte del dibujo me produce cierto sonrojo pero aún hay algunas páginas que me gustan de veras. Considero a esos cómics como mi medio de aprendizaje en el medio: aprendía mientras avanzaba, ¡cometiendo todos mis errores en algo que iba directo a la imprenta! Aunque aún hay mucha gente que  recuerda con agrado esos cómics.

Creo que el personaje principal Chester P. Hackenbush aún “vive”, Alan Moore creó a su alter ego americano  con el personaje de Chester Williams para Swamp Thing, y que incluso hay una bebida con su nombre.

Eso fue una cerveza que hicieron hace un par de años. El jefe de la fábrica era un antiguo fan de Brainstorm. Con todo, ¡se me hacía raro ver a Chester en un grifo de cerveza! Chester y otros personajes de Brainstorm también aparecían Ledge of Shadow – una novela gráfica de Hawkwind de Bob Walker. Hace poco ha aparecido en la portada de The Bush Telegraph y en Vogarth. Y claro, todas la historias de Brainstorm han sido publicadas otra vez en un solo volumen hace un año o así. Lo último es un nuevo rapero de Notting Hill Gate que ha tomado prestado el nombre de Chester P. Hackenbush. En Noviembre, en el cómic underground británico Northern Lightz habrá un reportaje sobre Brainstorm.

¿Crees que los hallazgos del underground de los 70 fueron una pieza fundamental en la revolución que en los años 80 se dio en la parte más comercial de los cómics con  Watchmen, Darknight  y demás?

Por supuesto. La sensibilidad del underground los influyó de una manera directa. Alan Moore empezó haciendo una tira de carácter underground, y estoy seguro de que si Watchmen y Darknight  se hubieran publicado 10 años antes se les hubiera clasificado como cómics undergrounds.

En los 80 trabajaste para la revista 2000 AD, desde tu punto de vista: ¿qué papel crees que esta revista ha jugado en el mundillo del cómic en Inglaterra ?

Tuvo un gran impacto. Prácticamente todos los que conforman  “la invasión británica” (Moore, Morrison, y compañía) y que se encuentran ahora trabajando para los USA empezaron o se hicieron un nombre en 2000AD.

Tuvimos la oportunidad de charlar con Kevin O´Neill en el Salón del Cómic de Barcelona y nos comentó que cuando trabajaba en 2000AD tuvo ciertos problemas con la censura, ¿a ti te censuraron alguna vez?

Un par de veces el director artístico, Robin Smith, me borró manchas de sangre en algunas viñetas de Nemesis porque creía que eran demasiado truculentas. Hubo una vez que incluso borró la parte de una espada que sobresalía de la espalda de un personaje, lo que hizo que pareciera una espada de filo retráctil, de ésas de pega. Aunque, hoy en día, en 2000 AD ya aceptan el hecho de que haya sangre en sus historias.

Volviendo a Brainstorm Comix, la primera aparición de Luther Arkwright fue una historia corta publicada en Brainstorm titulada  “The Papist Affair”, ¿verdad?

Sí, “The Papist Affair” fue la historia que inspiró Las Aventuras de Luther Arkwright. En su momento, fue una excusa para hacer una historia a lo Richard Corben con tinta y acuarelas, por otro lado, el argumento estaba muy influenciado por los libros de Jerry Cornelius de Michael Moorcock. Tras esta historia de siete páginas, empecé a pensar más en serio sobre Luther y compañía, y lo comencé a desarrollar apartándole de la influencia de Cornelius, convirtiéndole en alguien con su propia personalidad.

Parece que con Arkwright querías ir más allá de donde los cómics habían llegado hasta entonces en cuanto a guión, complejidad, drama, sexo, humor,…

Así es.  The Adventures of Luther Arkwright fue un intento de hacer una historia de aventuras inteligente para adultos que fuera tan buena como una novela y estuviera dibujada con una calidad equivalente al de un trabajo de ilustración, y no con el estilo apresurado que por aquel entonces empleaban la mayoría de los dibujantes de cómics.

En cuanto a la historia, también quería salirme de los argumentos trillados del cómic comercial; quería hacer una historia que fuera compleja y con diferentes niveles de lectura, que tuviera profundidad de verás, que tratase temas como la política, la religión, el sexo, la filosofía – temas que interesaban a los adultos pero que en aquella época los cómics comerciales ignoraban (era 1978) – pero que fuera a la vez una  buena aventura. Ahora cuesta hacerse a la idea, con cómics como  Hellblazer y demás  que llevan años entre nosotros, pero creo que  Arkwright fue uno de los primeros cómics en el que aparecía la magia de verdad, el tema del ocultismo, en contraposición a las tonterías de fantasía al uso.

Arkwright fue una reacción en contra de los cómics comerciales de superhéroes de la época;  Arkwright follaba, se drogaba, juraba, vomitaba, etc.

Ahora parece una tontería pero, por aquel entonces, estas cosas  sorprendía verlas en un cómic. Yo pensaba “si las novelas comerciales y las películas tratan todos estos temas – ¿por qué no los cómics ?”

Arkwright fue una gran influencia para muchos escritores ingleses como Alan Moore, Neil Gaiman, Warren Ellis,… ¿debe de ser halagador ?

Bueno,…¡sí, lo es! (risas).

Vayamos ahora con tu siguiente obra más personal La Historia de una Rata Mala. Cambiaste tu forma de dibujar en esta obra, ¿qué buscabas con este cambio?

Me di cuenta de que no era una historia de género, sino que podía interesar a un público de fuera del mundo del cómic, así que debía ser muy prudente con el estilo que iba a emplear para contar la historia. Tenía que hacerlo accesible para la gente que no tenía un conocimiento de la gramática de los cómics, que quizá no habían leído un cómic desde que eran niños. Tenía que tener unos dibujos claros y ser fácil de seguir.

Tratas el tema de los abusos a menores con mucha sensibilidad, hubiera sido muy fácil haber escrito un panfleto o un dramón, ¿cómo conseguiste evitarlo?

La cuestión consistía en evitar lanzar un sermón. Sólo quería contar una buena historia. Por eso no hice que el padre que abusaba de su hija fuera un villano unidimensional. Es sólo un tipo normal que resulta ser muy egoísta y carente de sensibilidad.

Hay una nota de esperanza y una especie de final feliz, creo que te llovieron ciertas críticas por ello.

Sólo el escritor Andrew Vachss criticó el final (y lo hizo ante mí y en una conversación privada). Él consideraba que el final debería mostrar que no había esperanza de recuperación, que el abuso de menores arruina sus vidas del todo. Aun así, apoyó el libro e incluso dio una frase promocional a Dark Horse para la campaña promocional del cómic. Yo quería hacer un final con un tono optimista y he recibido un montón de cartas de gente que sufrió abusos de niño a los que realmente les gustó ese tipo de final.

Coloreaste tú mismo el cómic, ¿qué técnicas empleaste ?

Usé la técnica “blue line”, que se usa bastante en los álbumes europeos. El dibujo entintado se queda como línea y se hace una impresión de esa línea pero en azul claro, que es prácticamente invisible para el escáner. Entonces pinto con acuarelas esta impresión (utilicé acuarelas ya que es la técnica de coloreado que empleaba Beatrix Potter que era uno de los temas recurrentes del cómic), luego se escanea el color por un lado y el dibujo a línea por otro, más tarde se ponen uno encima del otro, con lo que la línea azul queda tapada por la línea negra del original. Con esta técnica se consigue que al imprimir quede una marcada línea negra sobre los colores. Deja una imagen muy clara.

Cambiando de tercio, háblanos de tu  trabajo comercial, la mayor parte ha aparecido bajo el amparo de DC, ¿por qué ?

Esto…¡pues porque me lo pidieron !(risas)

No me puedo creer que en Marvel no se hayan fijado nunca en tu trabajo.

No me ha interesado trabajar para Marvel desde los tiempos en que era un fan adolescente de esa editorial, así que nunca ha habido una aproximación ni por mi parte ni por la suya. Aunque sí he trabajado con un buen número de otras editoriales.

Lo que nadie puede negar es que has trabajado con escritores de mucho talento, gente como Neil Gaiman , ¿cómo fue tu colaboración con él?

Siempre he disfrutado trabajando con Neil. Para muchas de las historias que hicimos, venía a visitarme y nos pasábamos unos días hablando sobre el argumento antes de que él se marchará a escribir el guión. Con la historia de “El Fin de los Mundos”, le mandaba páginas por fax a Neil a medida a que las iba haciendo y hubo un par de veces en las que se fijó en algo que yo había dibujado, como un simple detalle al fondo, y lo cogió para desarrollarlo más tarde en el guión.

Mi historia favorita de Sandman fue August, que transcurría en la Roma del emperador Augusto. Tuve que investigar un montón sobre ropa, arquitectura, muebles, etc. Puse un montón de líneas horizontales y verticales en la composición y use bastante espacio en blanco para darle un aire clásico a la historia. Para dar la idea de que el tiempo pasaba, ya que la mayor parte de la historia es una conversación que sucede en un mismo lugar durante un día, manipulé las sombras para que el sol (que estaba fuera de página y fuera de la vista del lector) se alzase por la izquierda en la parte baja del cielo, subiera sobre las cabezas de los personajes al mediodía, y después comenzara a descender por la derecha. No creo que ninguno de los lectores se percatará de esto pero estoy seguro de que al menos conseguí un efecto subliminal.

La historia “ The Bloody Saint” en Hellblazer fue premiada con un premio Haxtur, ¿qué recuerdo tienes de ese trabajo ?

Creo que el guión de Jamie Delano era tremendo. También creo que mi dibujo podía haber sido mejor, pero aún estaba aprendiendo (¡y aún sigo !) y era el primer encargo que hacía para América. Dicho esto, creo que el color lo estropeó un poco – hoy en día parece bastante basto en comparación con el sofisticado coloreado por ordenador al que estamos acostumbrados. Hice todas las escenas de la Edad Media sobre un fondo negro, y con un montón de rayas en el entintado para darle un aire duro. Las escenas en el presente las hice sobre un fondo blanco, con una línea más clara y con más espacio para el color, para crear un contraste entre los dos períodos. Creo que, al menos, eso salió bien.

The Nazz fue un proyecto enorme (tenía casi 200 páginas), ¿podrías hablarnos un poco de él ? En España nunca ha sido publicado y veo difícil que se publique en un futuro.

Aún sigo pensando que el guión de Tom Veitch era una de las mejores historias de superhéroes post-WATCHMEN. La idea central era la de un tipo con superpoderes que vive en un mundo en el que no hay otros superhéroes, y cómo su poder le va corrompiendo.

Escribiste y dibujaste una historia de Batman para la colección Legends of the Darknight, ¿tienes pensado volver a trabajar con personajes de grandes editoriales ?

La verdad es que no. Hace poco he hecho dos ilustraciones para  Flash Secret Files

y Hawkman Secret Files pero son sólo trabajos esporádicos.

La historia “Extraño amor” que escribiste para la serie The Dreaming es quizás tu trabajo más personal dentro de tu trabajo comercial, ¿no crees?

Sí, así es. Me esforcé mucho y estaba muy satisfecho con el guión. La editora, Alisa Quwitney me apretó las tuercas bastante, me hizo pensar mucho, y creo que mereció la pena. El título original Weird Romance, es un homenaje a los cómics de romances de los 50. Yo sólo escribí la historia y el dibujo me decepcionó un poco. Los dos personajes masculinos se suponía que eran muy diferentes: uno se suponía que era un futbolista cachas y el otro un apocado flacucho. En el cómic, ¡los dos tienen una apariencia parecida! Una escena me fastidió especialmente; en un flashback vemos al cachas de niño, que es muy grande para su edad, rodeado de chavales más pequeños que le chinchan por ser grande y tonto. ¡Cuando salió el cómic no me podía creer que le hubieran dibujado más pequeño que a los otros niños!

Dentro de DC también has trabajado para la serie de Big Books de Paradox Press, son una especie de novelas gráficas pulp bastante peculiares, ¿cómo fue esta experiencia?

La verdad es que disfruté dibujando esas historias, cada una con un estilo distinto para adecuarse al tema del que trataba el argumento. Creo que los Big Books eran una gran idea, ya que se dirigían a un público amplio y no sólo a lectores de cómics.

También trabajaste para Tekno Comix, ¿qué opinas de esta etapa en tu carrera profesional?

Teknophage fue una gran idea y Rick Veitch hizo un tremendo trabajo adaptando las ideas de Neil (Gaiman). Creo que era una gran serie. Fue una pena que el resto de los cómics de Tekno fueran lamentables. El problema estaba en que los dueños habían ganado millones de dólares con un canal de televisión, y se pensaban que podían hacer lo mismo con los cómics sin tener ni idea del asunto. Solían pasar de todas las decisiones que tomaba el editor en jefe, Ed Polgardy, que se sentía realmente frustrado. Incluso una vez llegaron a decirle: “¿por qué tenemos que pagar a todos estos escritores ? tenemos secretarias y editores en nómina -¿por qué no escriben ellos las historias ?” ¡Menuda idea de bombero!

Bueno, volvamos a tus trabajos más personales. Tu último trabajo dentro de esta categoría se titula: El Corazón del Imperio, y va a ser editado en España por Astiberri. En esta historia mezclas un buen número de géneros: la ciencia ficción, el terror, política, comedia, etc…, ¿podrías darnos una definición de lo que podemos encontrar en esta obra?

Sencillamente, intentaba hacer una historia de aventuras inteligente para adultos. Como en El Corazón de las Tinieblas de Conrad, en el que me inspiré para el título, la historia es a la vez un viaje de descubrimiento para su protagonista, la princesa Victoria, ya que su personalidad cambia a consecuencia de sus experiencias. Empieza un poco como una historia de detectives, con Victoria rebuscando en el pasado para descubrir qué fue de su padre, para acabar en una aventura que os hará saltar de la butaca.

Creo que te llevó más de tres años acabar El Corazón del Imperio, eso requiere un gran esfuerzo y trabajo, no creo que haya muchos autores de cómics que se atrevan con algo así, ¿se convirtió El Corazón del Imperio en una obsesión para ti ?¿eres un adicto al trabajo ?

No, en realidad soy muy vago. Sólo me obsesiono cuando echo la vista atrás. Pienso a cámara lenta, como nadar en una piscina llena de gelatina.

El color en El Corazón del Imperio está realizado por ordenador, Angus Mckie realiza un trabajo excepcional, ¿cómo le conociste ?¿cómo colaboráis?

Conocí a Angus en las oficinas de un cómic underground a principio de los 70, antes de que se convirtiera en un reconocido ilustrador de portadas de libros de ciencia ficción.

Había trabajado con Angus antes, en las series que hicimos para Tekno Comix, y me hacía una idea de lo que él podía hacer con un ordenador. Hubiera preferido haberlo coloreado yo mismo, utilizando la técnica  blue line y acuarelas, como en La Historia de una Rata Mala, porque soy un maniático del control cuando se trata de mis cómics más personales. Aunque, como decías, la obra me llevó tres años y colorearlo me hubiera llevado un año más. Angus hizo un trabajo espléndido, y el color es bastante más rico y exultante que con la técnica blue line. También es un perfeccionista y rehace las cosas una y otra vez hasta que le salen como quiere. Yo le daba a Angus guías de color  para cada página. Eran fotocopias de dibujos garabateadas con rotuladores, llenas de anotaciones y acompañadas de fotos de referencia  y demás. Por ejemplo, para las escenas del principio que transcurren en Roma, le mandé fotos que había sacado allí de edificios, murales, etc.

Tras acabar de renderizar las imágenes, me mandaba por mail  JPEGS de baja resolución y nos pasábamos horas y horas hablando por teléfono, afinando los colores. A veces incluso después de eso, me mandaba una segunda versión o me iba en coche a su estudio y nos poníamos a ello otra vez frente a la pantalla del ordenador.

Has hablado de fotografías, ¿sueles utilizar referencias fotográficas en todos tus trabajos?

Depende de la historia. En la Historia de una Rata Mala, como quería hacer que la historia fuera muy pegada a la realidad, use bastantes referencias fotográficas. En El Corazón del Imperio sólo use las fotografías para algunos de los edificios de los fondos, aunque la mayor parte de los edificios y de los personajes son inventados. Normalmente, para mi trabajo comercial, uso la imaginación. Creo que con las historias de superhéroes o de fantasía esto es algo perfectamente aceptable. Los dos únicos personajes de El Corazón del Imperio que están basados en gente de verdad son: Barberini – porque el dibujante italiano  Davide Fabbri encajaba como un guante en el papel-  y  Sir Kenneth, para el cual me basé en mi amigo, el actor Kenny Baker (R2D2, Los Héroes del Tiempo), porque él inspiró el personaje y además posó para todas sus secuencias.

Usas sabiamente un gran número de técnicas y recursos pero de manera sutil en El Corazón del Imperio, no como en Las Aventuras de Luther Arkwright donde todo estaba más a la vista .

Eso espero. Toda la experimentación y sofisticación “está debajo” – no molesta al lector que tiene libertad para empaparse de la historia sin tener que pararse a prestar atención a cuestiones técnicas.

Desarrollas la personalidad de los personajes de una manera concienzuda, cada uno tiene su propia idiosincrasia. Victoria, el personaje principal es un personaje femenino muy interesante, algo que es bastante difícil de encontrar en los cómics.

Creo que hay más personajes femeninos interesantes hoy en día de los que solía haber, pero aún hay un montón de estereotipos femeninos en los cómics, sobre todo en los cómics americanos de superhéroes. Victoria tiene un carácter fuerte y no soporta a los idiotas. Al principio de la historia la hice desagradable adrede, aunque su confianza en sí misma y su inteligencia sean de admirar.

A lo largo del libro hay una sensación de que nada es lo que parece a primera vista, ¿es algo que buscabas en un principio?

Sí, uno de los leit motivs de las serie es que “las cosas no son lo que parecen”. Esto se puede aplicar a muchos de los personajes y al mismo Imperio. Gradualmente, vemos como las capas superiores van arrancándose a medida que avanza la historia.

¿De dónde sacaste la idea para el concepto de homo novus ?

La idea de un héroe que simboliza el siguiente paso en la evolución del ser humano no es nueva y ha estado dando vueltas por ahí, casi desde que existe la ciencia ficción. Creo que me topé con el concepto por primera vez en el libro de Alfred Bester: ¡Tigre!¡Tigre! (también conocido como Las Estrellas mi Destino). Creo que lo de llamarlo “Homo Novus” es una invención mía porque me parece que no lo he visto en ningún otro sitio.

Creo que la idea de un multiverso y de las realidades paralelas es un terreno estupendo para la fantasía y la épica, pero también una especie de espejo distorsionado en donde se nos muestra nuestra realidad.

Tienes razón. Es una manera estupenda de poner las cosas en perspectiva, de mostrar a la gente de que algunas cosas son sólo accidentes de la historia y que, si hubieran sucedido de otra manera, muchas de las cuestiones que asumimos como verdades absolutas serían tomadas como extravagancias. Es también una manera de acercar ciertas cosas a nuestra realidad. Por ejemplo, en Arkwright, situé ciertos hechos  que estaban sucediendo en aquella época en el Chile de Pinochet o en Sudáfrica en la Inglaterra de ese mundo paralelo, espero haber conseguido que el horror de aquellos sucesos, que estaban pasando tan lejos, fuera percibido realmente en toda su trágica dimensión al hacer que sucedieran en Inglaterra.

El tema del ocultismo aparece también en El Corazón del Imperio, muchos escritores británicos  (Moore, Morrison,…) se interesan en la magia, ¿es por algo que os dan con la comida en Inglaterra?

Puede que sean las setas mágicas. O puede que sea el hecho de crecer leyendo cosas sobre Aleister Crowley y de ver las películas de terror de la Hammer (risas).

Saliéndonos un poco del mundo del cómic, tengo entendido que tienes otros trabajos aparte de los cómics, como ilustrador y diseñador gráfico, ¿verdad ?

Hice algo de diseño gráfico cuando comencé a trabajar (ya que estudié diseño gráfico) pero me aburría  pasar todo ese tiempo anunciando basura. Me importaba muy poco lo que hacía. Aún sigo haciendo algo de ilustración, que sí es algo que me gusta. Ahora estoy haciendo las portadas para la nueva serie de libros de la escritora feminista de ciencia ficción Gwyneth Jones.

Viendo el estado actual de la industria del cómic, ¿qué medidas crees que se deberían tomar para hacerlos populares otra vez?

“Hacer mejores cómics” es lo que se suele decir, pero eso no tiene sentido. Los cómics hoy en día son mejores y más variados de lo que han sido en toda la historia del cómic. Así que, ¿qué podemos hacer?

Vale – aquí va mi propuesta: un enorme y multimillonario festival cultural, en medio de Londres o Nueva York con exposiciones de TODOS los autores de cómics más importantes del mundo, con foros, charlas, presentaciones, conferencias de prensa, fiestas, etc. Tendría que ser algo absolutamente bestial, algo que todos lo medios de comunicación cubrieran, algo a lo que la gente quisiera apuntarse.

Debería haber pósters y cárteles por toda la ciudad, con anuncios en la televisión y la radio y todo un equipo de relaciones públicas dedicándose a ello. Debería ser inaugurado por un político o un actor de renombre en una ceremonia en la que se derrocharía dinero y que se daría por televisión. Como en el festival de Angoulême, los colegios deberían participar, llevando a los chavales a las exposiciones que les resultarán interesantes, con talleres donde pudieran hacer e imprimir sus propios cómics. Habría también polémicas exposiciones sólo para adultos. Los grandes editores de todo el mundo llenarían inmensas zonas con sus estands. Habría desfiles en las calles y premios para los comercios con los mejores escaparates sobre cómics.

En el pasado, las grandes exposiciones han tenido un efecto sobre la cultura general, los gustos, e intereses de la gente. Las primeras exposiciones dadás y surrealistas tuvieron ese tipo de efecto. La fama y popularidad de la que goza hoy Aubrey Beardsley(1), le viene de una gran exposición de su trabajo en los 60 en Londres que cautivó la imaginación del público – antes de esto se pudría en el anonimato.

Se necesita algo que transmita a la gente que los cómics están bien y que los hay para todos los gustos. ¿Conoces a alguien con unos pocos millones para gastar ?

Anda que iba estar yo aquí si tuviera esa pasta … Retomando el tema. ¿Cómo ves el futuro o la falta de éste de la industria ?

El mercado de álbumes, que ya tiene una tradición en Europa, acaba de comenzar a emerger en Inglaterra y USA. Las novelas gráficas para unos lectores adultos y de diversos gustos van poco a poco conquistando un tipo de público que aquí y en los USA va creciendo, mientras que el mercado de los folletines mensuales con fantasías de poder para adolescentes se reduce. Creo que éste es un estado saludable y espero que el crecimiento continúe en el sector del público normal de una librería (en contraposición al fan de toda la vida).

¿Cuáles son tus próximos proyectos ?

Acabo de terminar el lápiz y el entintado del número 11 de la serie de DC Vertigo FABLES, que sale en Marzo de 2003.Ahora estoy trabajando en una nueva novela gráfica que es un punto de partida totalmente nuevo. Me da pánico. Empieza con la premisa de que puedes usar los cómics como medio de hacer cualquier cosa. En realidad no sé si es algo innovador, algo rompedor y audaz o si me estoy  preparando la soga del suicidio profesional. Si no oyes hablar de ello, es que el editor me ha mandado a hacer puñetas.  Por otro lado, estoy en fase de desarrollo de otras dos novelas gráficas. Una es una historia de aventuras fantástica, y la otra es la última del ciclo de  ARKWRIGHT…

¿Podrías adelantarnos algo del argumento del tercera parte de Arkwright?

La verdad es que no, ya que aún estoy recopilando ideas y puede que vayan cambiando a medida de que avance. Probablemente la historia estará situada 10 años después de El Corazón del Imperio y nos llevará a conocer mundos paralelos que no hemos visto antes.

Bueno, esto era todo. Gracias por tu amabilidad.

No, hombre, gracias a ti.

Aubrey Beardsley (1) 1872-1898, considerado como el ilustrador más representativo del Art Noueveau. Fue amigo de Oscar Wilde para quien realizó algunos de sus mejores trabajos. Sin embargo, el gran reconocimiento a nivel mundial le llegó gracias a una exposición dedicada a su figura en el Victoria and Albert Museum de Londres en 1966.

ARTIFACTS 3

artifacts 3A principios de año, Norma publicó el siguiente tomo de esta saga cósmica de Top Cow, donde concluye la Guerra de las Reliquias, cuyas consecuencias van a marcar el destino del universo y de todos sus habitantes.

http://www.normaeditorial.com/catalogo.asp?S/2878/0/0/artifacts

Autores: Ron Marz y Dale Keown

Traductor: Raúl Sastre

Editorial: Norma Editorial

ISBN: 978-84-679-1065-0

  

GANORABAKO: Concurso de cómic de Basauri 2013

ganorabako 2013El mes pasado, tuve la oportunidad de formar parte del jurado del Concurso de Cómic de Basauri de este año junto a Rober Garay y Amaia Ballesteros.

El nivel general de los concursantes fue muy alto y, como puede atestiguar Hilario Mozo (el principal impulsor de este concurso en el ayuntamiento de Basauri), las deliberaciones fueron muy arduas.

Desde aquí, felicitar a los premiados.

http://www.euskalnet.net/pozokoetxe/indice2.htm

WITCHBLADE AÑO 2 VOLUMEN 3

Witchblade año 2 3Los acontecimientos sucedidos en la guerra de las reliquias han cambiado la realidad por completo. Ahora, Sara Pezzini ya no es policía y trabaja como detective privado en Chicago. Allí, descubrirá una extraña condición que está afectando a algunos miembros de la población, creando una extraña armadura de carne a su alrededor.

http://www.normaeditorial.com/catalogo.asp?S/2928/0/0/witchblade_ano_2

Autores: Tim Seeley y Diego Bernard

Traductor: Raúl Sastre

Editorial: Norma Editorial

ISBN: 978-84-679-1161-9

  

IRON MAN: PRIMERA TEMPORADA

ironmanprimeraEste  mes, Panini ha editado una nueva entrega de su colección Primera Temporada, donde se actualizan los orígenes de los héroes Marvel más populares.

Esta vez, es el turno de Iron Man. En esta obra, conoceremos a un Tony Stark más serio y torturado que el encarnado por Robert Downey Junior en la gran pantalla.

Un tomo perfecto para acercarse por primera vez a este personaje tan popular.

Autores: Howard Chaykin y Gerald Parel

Traductor: Raúl Sastre

Editorial: Panini Comics

ISBN:  978-84-9024-389-3